Niza: Comienzan las manifestaciones contra el G-20

Los tres hombres llevaban camisetas con la inscripción “black cross”, por lo que “cabe pensar que tal vez formen parte de (…) los Bloques Negros” o Black Blocks anarquistas o autónomos, indicó un portavoz de la policía. Ocurrió poco antes del inicio de la gran manifestación de hoy en Niza.

A pesar del dispositivo represivo, miles de manifestantes se han dado cita en Niza este martes para proclamar que otro capitalismo es imposible, alejados por un ejército de policías de la vecina Cannes, donde tendrá lugar un G20 destinado a buscar soluciones para salvar a los bancos que siguen jugando a la ruleta financiera.

La Policía ha reforzado el dispositivo represivo en Niza con un despliegue de 2.500 agentes, en el marco de un operativo que cuenta con 12.000 efectivos policiales para garantizar el orden capitalista en el departamento Alpes-Marítimos de cara a la cumbre que se celebrará el jueves en Cannes.

Miles de manifestantes antiglobalización han llegado este martes a la localidad francesa para participar en la protesta. Los organizadores confían en reunir a decenas de miles de personas para expresar su rechazo a la reunión.

Miembros de movimientos sociales, organizaciones sindicales, de derechos humanos, ecologistas y de otros sectores asisten al denominado “Foro de los Pueblos” en esa ciudad ubicada a unos 30 kilómetros de Cannes, la sede de la cumbre, que se encuentra totalmente blindada por la policía.

El “Foro de los Pueblos” se efectuará bajo fuertes medidas represivas en Niza, escogida por los organizadores porque las autoridades burguesas prohibieron el acceso a Cannes. Las principales carreteras que enlazan a las dos ciudades también están fuertemente vigiladas.

Unos 25 jefes de Estado y de gobierno asistirán a la cumbre del G20, grupo que reúne a las principales economías industrializadas (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Gran Bretaña) a 12 países emergentes y a la Unión Europea.

“Rechazamos dejar a las potencias imponer sus propias soluciones a la crisis que ellas mismas engendraron”, afirmaron los organizadores de las protestas contra el G-20.

 

EXTRET DE:

http://www.lahaine.org/index.php?p=57156

Primer número des de València, d’Ara o Mai

Ja està al carrer el primer número de la publicació d’anàlisi i crítica actual de caire antiautoritària “Ara o Mai”. A aquest número trobaràs un anàlisi sobre la situació política actual de cara a les eleccions i la seua  relació amb les lluites socials, com també una aposta per trencar amb les seues normes des de l’autooganització i l’acció directa. Per altra banda es troben a aquest número diferents textos d’arreu de l’Estat i el món als que hem donat un espai pel seu interès i els paral·lelismes amb la nostra realitat (la rebel·lió a Xile, educació i sanitat, CIE’s, Alta Tensió a les comarques centrals, etc)

La publicació, evidenment, és gratuïta i es pot trobar al carrer així com als diferents espais antiautoritaris de València. Així com també es pot consultar a internet. En breus penjarem els textos més interessants a la nostra web en castellà// En breves colgaremos los textos más interesantes en castellano en la web.

Descarregat el primer número d’”Ara o Mai”.

Ara o Mai

Estreno de la distri digital Josep Gardenyes

Nos encontramos ante el estreno de un nuevo proyecto de difusión anarquista.

La distri Josep Gardenyes es un archivo digital de fanzines, librillos y octavillas que se puede descargar gratis y sin permiso. Con este proyecto pretendemos compartir y difundir textos que consideramos de importancia estratégica en las luchas actuales. Además queremos animar a la amplia difusión de ideas anarquistas, por lo cual almacenamos octavillas de varios temas transversales o crónicos que se pueden repartir en casi cada manifestación, concentración o mesa de distribuidora, con la esperanza de que si a alguien le gusta un texto, se encargará por sí mismo de imprimir y difundirlo.

¿Porque Josep Gardenyes?
En la Enciclopedia Histórica del Anarquismo Español, encontramos los siguientes datos.


Nacido en Camarasa (Lérida, según otros en Monistrol), de donde le expulsó la guardia civil, viajó por Francia y Argentina. En Barcelona reaparece hacia 1919 como bohemio anarquista, año en que sufre prisión por agredir a esquiroles en Igualada. En los años siguientes conoció la cárcel con frecuencia (siete meses entre 1919-1920 en Barcelona y de nuevo en 1921 en Montjuich). Lector y escritor incansable, también mitinero (Manresa, 1920), presente en los grupos de choque (con Talens, Climent y Bermejo) contra el terrorismo del Sindicato Libre, la patronal y el Gobierno (intervino en el frustrado atentado contra Anido en 1922), vivía míseramente alimentándose de los magros beneficios que producía la venta callejera de prensa anarquista. Sentía casi idolatría por Seguí (ejecutó a un sicario del Sindicato Libre que atacó al Noi). En enero de 1925 firmó una llamada con Peiró y Pestaña en pro de la reorganización de los sindicatos en Solidaridad Proletaria. Durante la Dictadura de Primo sufrió prisión (salió del penal de San Miguel de los Reyes a fines de 1930) y con la República demostró audacia y valor inconmensurables (según cuentan, desarmó a 3.000 somatenistas). La República, sin embargo, le resultó funesta ya que, se dice, se mezcló con malas compañías y acabó en la cárcel (de todos modos en 1931 mitinea en Martorell y aún en septiembre de 1934 escribía en El Sembrador, y en plan muy revolucionario). Liberado en julio de 1936, había perdido mucho de su idealismo anterior, pero ello no le impidió luchar vigorosamente en las más peligrosas barricadas barcelonesas. Su fin, a toda luces inmerecido por su trayectoria y desmesura, fue imprevisto: la CNT lo fusiló en 1936 por haberse quedado con unas joyas recogidas en un piso abandonado (según otros, formaba parte de un grupo que enmascarándose en los emblemas de FAI asaltaba tiendas de comestibles) y murió con dignidad: no se justificó, “debo estar loco”, dijo, y exigió que se le ejecutase.

La clara línea moralista del autor, más la fuente de una parte de esta información (el poco fiable García Oliver) nos llevan a una duda: o Gardenyes realmente pidió a la CNT que le ejecutasen, o Gardenyes no se disculpó por robar a la burguesía como buen anarquista y aquella anécdota es otra invención de Oliver y otros dirigentes anarco-burócratas para esconder, tras un fondo moral, que la CNT se había convertido en un órgano del Estado.

En cualquier caso, esta ambigüedad nos permite recordarle sin convertirle en héroe y aumentar aún más a la martirología anarquista. Si la Organización le asesinó y escondió el hecho (como hizo con otros ilegalistas irreductibles después del Julio ’36) o si Gardenyes realmente fue tan pringado por arrepentirse de un robo y pedir justicia, su muerte infame nos sirve para mostrar que el Estado está en todas partes, desde la cima hasta las bases.

Con la memoria de nuestros fallos, podemos acabar de traicionarnos a nosotros mismos y atacar al espíritu de la dominación en cualquier parte donde se encuentre.

http://www.nodo50.org/anomia/anomia/gardenyes.html