Policías y militares usan 6 nuevas armas para someter a manifestantes desarmad@s

EE.UU. está a la vanguardia de un esfuerzo internacional por desarrollar armas que incluye un notable surtido de tecnologías, que se ven y suenan como si pertenecieran a una película de suspenso de ciencia ficción de Hollywood. Desde armas de energía de microondas y rayos de láser cegadores, a agentes químicos y ensordecedores artefactos sónicos, estas armas son lo más reciente en el control de multitudes.

El término aprobado por el Pentágono para estas armas es “no letal” o “menos letal” y son hechas para ser utilizadas contra gente desarmada. Diseñadas para controlar multitudes, desocupar calles, someter y reprimir a individuos y proteger fronteras son la versión del Siglo XXI de la porra policial, el atomizador de pimienta y el gas lacrimógeno. Como dice el periodista Ando Arike: “El resultado es lo que parece ser la primera carrera armamentista en la cual el enemigo es la población en general”.

La demanda de armas no letales (NLW, por sus siglas en inglés) tiene sus raíces en el ascenso de la televisión. En los años sesenta y setenta el medio hizo que los estadounidenses de a pie presenciaran las tácticas violentas utilizadas para reprimir a los movimientos por los derechos civiles y contra la guerra.

Los rápidos progresos actuales en las tecnologías de los medios y de las telecomunicaciones permiten que la gente registre y publique imágenes y vídeos que muestran el uso de fuerza indebida más que nunca antes. Las autoridades tienen plena conciencia del efecto de esas imágenes de violencia en el público. En 1997, un informe conjunto del Pentágono y del Departamento de Justicia advirtió:

“Otra consideración que afecta cómo los militares y el control del orden aplican fuerza es la mayor presencia de miembros de los medios o de otros civiles que observan, si no registran, la situación. Incluso la aplicación legal de la fuerza puede ser malinterpretada o malentendida por el público. Más que nunca, la policía y los militares deben ser extremadamente discretos cuando aplican la fuerza.”

El colapso económico global combinado con las imprevisibles y cada vez más catastróficas consecuencias del cambio climático y de la escasez de recursos básicos, junto con una nueva era de austeridad definida por creciente desempleo y manifiesta desigualdad ya han causado masivas protestas en España, Grecia, Egipto, e incluso Madison, Wisconsin. Desde la era progresista hasta la Gran Depresión al movimiento por los derechos civiles, los estadounidenses tienen una gran tradición de salir a las calles para demandar más igualdad.

Mientras tanto, decenas de millones de dólares han sido invertidos en la investigación y desarrollo de armas más aceptables en los medios para la actividad policial rutinaria y el control de multitudes. Esto ha llevado al reemplazo de las armas de la vieja escuela por tecnologías más exóticas y controvertidas. Las siguientes, son seis de las armas “no letales” más indignantes que definirán el futuro del control de multitudes.

1. El invisible rayo del dolor: “El santo grial del control de multitudes”

Fuente: Pasadena Star News

Suena como un arma salida de la Guerra de las Galaxias. El Sistema Activo de Prohibición, o ADS por sus siglas en inglés, funciona como un horno microondas abierto, que proyecta un rayo concentrado de radiación electromagnética para calentar la piel de sus objetivos a 54ºC. Esto crea una intolerable sensación de ardor que obliga a los que están en su camino a huir instintivamente (una reacción que la Fuerza Aérea de EE.UU. llama “efecto adiós”).

El Programa Conjunto de Armas No Letales del Pentágono (JNLWP) dice: “Esta capacidad se sumará a la capacidad de detener, disuadir y rechazar el avance de un adversario, suministrando una alternativa a la fuerza letal”. Aunque ADS es descrito como no letal, un informe de 2008 del físico y experto en armas menos letales Dr. Jürgen Altmann sugiere otra cosa:

“…el ADS suministra la posibilidad técnica de producir quemaduras de segundo y tercer grado. Como el rayo de un diámetro de 2 m y más es más ancho que el cuerpo humano, semejantes quemaduras ocurrirían sobre partes considerables del cuerpo, hasta en un 50% de su superficie. Quemaduras de segundo y tercer grado que cubren más de un 20% de la superficie del cuerpo son potencialmente letales –debido a productos tóxicos de descomposición de la piel y un aumento de la sensibilidad a la infección– y requieren tratamiento intensivo en una unidad especializada. Sin un artefacto técnico que impida de un modo fiable una repetición del ataque contra el mismo objetivo, ADS tiene el potencial de producir daño permanente o muerte.”

El arma fue inicialmente ensayada en Afganistán, pero fue posteriormente retirada por una combinación de dificultades técnicas y preocupaciones políticas, incluido el temor de que ADS pudiera ser utilizado como instrumento de tortura, haciéndolo “no justificable políticamente”, según un informe del Consejo de Ciencia de la Defensa. Las decenas de millones de dólares gastados para desarrollar el ADS, sin embargo, no fueron necesariamente un desperdicio.

Aunque el arma pueda ser demasiado controvertida para ser utilizada en el campo de batalla, parece que nada es demasiado sádico para ser utilizado contra prisioneros estadounidenses, de modo que ADS ha sido modificado desde entonces por Raytheon para convertirlo en una versión más pequeña, para ser utilizado en el mantenimiento del orden. El año pasado, el rebautizado Sistema de Intervención de Asalto (AIS) fue instalado en la Instalación Correctiva del Condado Norte del Centro de Detención Pitchess a pedido del Departamento del Alguacil del Condado de Los Angeles (LASD). El ex comandante del LASD, Charles “Sid” Heal había estado cabildeando por el rayo del dolor durante años, calificándolo de “santo grial del control de multitudes” por su capacidad de lograr que la gente se disperse casi instantáneamente.

El artefacto es operado por un carcelero con una palanca de juego, y tiene el propósito de disolver disturbios en la prisión, riñas entre reclusos e impedir ataques contra funcionarios. El alguacil Lee Baca agregó que permitiría que los agentes intervengan rápidamente sin tener que entrar físicamente al área para incapacitar a los prisioneros.

La ACLU [Unión Estadounidense por las Libertades Civiles] afirma que el uso de un artefacto semejante contra prisioneros estadounidenses “equivale a tortura”. La organización incluso envió una carta al alguacil a cargo, exigiendo que nunca use el arma energética contra los reclusos. “La idea de que un arma militar diseñada para causar dolor intolerable pueda ser utilizada contra reclusos en la cárcel del condado es asombrosamente equivocada”, dijo Margaret Winter, directora asociada del Proyecto de Prisión Nacional de la ACLU.

“Infligir innecesariamente un fuerte dolor y la toma de semejantes riesgos innecesarios con las vidas de la gente es una evidencia violación de la Octava Enmienda y de la cláusula de debido proceso de la Constitución de EE.UU.”

El uso del rayo del dolor en el Centro de Detención Pitchess es un programa piloto. Si tiene éxito, el arma podría llegar a ser utilizada en otras prisiones en todo el país. El Instituto Nacional de Justicia también ha expresado interés en un arma portátil, del tamaño de un rifle, para uso a corta distancia que pueda ser utilizada a decenas de metros por funcionarios de mantenimiento del orden.

2. El ‘encandilador’ cegador de laser

Fuente: Hoja de datos de la Fuerza Aérea

El rifle Personal de Reacción Detentora y de Estimulación, o PHaSR, es un masivo disparador laser. La tecnología PHaSR es co-financiada por el Instituto Nacional de Justicia (NIJ), el Programa Conjunto de Armas No Letales (JNLWP) y la Oficina del Secretario de Defensa, y es desarrollada por el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea. Mientras

JNLWP está interesado en la tecnología para aplicaciones militares, NIJ se concentra en su uso para mantenimiento del orden.

¿Cuál es el propósito de este juguete que dispara luz? Bueno, no te matará, pero te cegará temporariamente –o como prefiere decir el NIJ, te “encandilará” para desorientarte– al dispararte con dos laser emitidos por diodos de baja potencia.

Protocolo IV, el Protocolo de Laser Cegador de la Convención sobre Armas Convencionales de las Naciones Unidas, declara que: “Se prohíbe el uso de armas laser que sean específicamente diseñadas para causar ceguera permanente a la visión no realzada como su única función de combate o como una de sus funciones de combate.”

Después que EE.UU. aceptó el Protocolo de Laser Cegador en 1995 bajo el presidente Clinton, el Pentágono fue obligado a cancelar varios programas de armas laser cegadoras. Pero el rifle PHaSR puede eludir esa regulación porque el efecto cegador es aparentemente temporario debido a su laser de baja intensidad.

Según una hoja de datos de la Fuerza Aérea de EE.UU.: “La luz de laser del PHaSR incapacita temporariamente a los agresores al encandilarlos con una longitud de onda. La segunda longitud de onda causa un efecto repelente que desalienta el avance de agresores.” El sitio en la red de JNLWP dice que una cantidad significativa de investigación y experimentación es todavía necesaria para llegar a un entendimiento total de la seguridad, la efectividad militar y las limitaciones de estas futuras posibilidades.

3. El taser con esteroides

Fuente: sitio en la web de Taser

El Departamento de Policía de Albuquerque ahora tiene escopetas taser en su arsenal. Casi todos estamos familiarizados con tasers portátiles y comprendemos que solo funcionan si los policías están bastante cerca (a unos 6 metros).

Pero Taser ha desarrollado el Taser X12, una escopeta de 12 calibre 12 que en lugar de disparar balas letales, está diseñada para disparar proyectiles Taser. Conocido como Proyectiles Electrónicos de Alcance Ampliado (XREP), el cartucho XREP es un proyectil inalámbrico, independiente, que suministra el mismo bio-efecto neuromuscular de incapacitación (una manera elegante de decir electrochoque) que el taser manual, pero a hasta 30 metros de distancia.

Según un comunicado de prensa del 21 de julio, Taser International ha llevado el XREP al nivel siguiente, asociándose con la compañía de armas electrónicas australiana Metal Storm para perfeccionar el Lanzador Accesorio Bajo-Cañón Múltiple-Disparo de calibre 12 (MAUL).

Las dos compañías combinarán la tecnología de proyectiles apilados MAUL de Metal Storm para “suministrar fuego semiautomático a la rapidez que el operador pueda apretar el gatillo”, que se jacta de una velocidad de recarga completa del arma con hasta cinco balas en menos de dos segundos. Imaginad cinco balas de cartuchos XREP Taser saliendo en menos de dos segundos a hasta 30 metros – ése es el plan.

El septiembre de 2010 Raw Story informó que la tasa de muertes relacionadas con taser está aumentando. El artículo citó un informe de Amnistía Internacional de 2008 que estableció 351 muertes relacionadas con taser en EE.UU. entre junio de 2001 y agosto de 2008, una tasa que es solo un poco más de 4 muertes por mes. Cerca de un 90% de las víctimas estaban desarmadas y no parecían plantear alguna amenaza seria, según un artículo en Boston Review. El informe de Amnistía destaca que los taser “están inherentemente expuestos a abuso ya que son fáciles de portar y fáciles de utilizar y pueden infligir fuertes dolores al apretar un botón sin dejar marcas sustanciales”. En el informe de Amnistía US 2010, la cantidad de muertes relacionadas con taser había aumentado a 390. Si el disparador combinado MAUL-Taser llega a ser usado en departamentos de policía en todo el país, puede representar un augurio funesto para la tasa de muertes relacionadas con Taser.

Otro proyecto de Taser International, que fue revelado en 2009, es el Shockwave Area-Denial System, que cubre una gran área con dardos electrificados, y un proyectil taser inalámbrico con un alcance de 100 metros, que sirve para atacar “cabecillas” en multitudes agitadas. En 2007, el distribuidor francés de Taser anunció planes para un platillo volador equipado con pistolas de descarga eléctrica que dispara dardos paralizantes contra presuntos criminales o alborotadores; sin embargo, todavía no ha sido presentado. Evidentemente no existen límites para la capacidad creativa de Taser International.

4. Agentes calmantes para control de disturbios

Los calmantes son agentes químicos o biológicos con efectos sedantes, adormecedores o similares efectos psicoactivos. Aunque la Convención de Armas Químicas de 1997 prohíbe el uso de agentes de control de disturbios en la guerra, JNWLP y NIJ han considerado calmantes para aplicaciones militares y de mantenimiento del orden, como ser para dispersar una multitud, controlar un disturbio o calmar a un delincuente desobediente.

Los agentes más conocidos y ampliamente utilizados para controlar disturbios son gas lacrimógeno (CS) y cloroacetofenona (CN), también conocida como mace. Unas pocas maneras como pueden ser administrados los calmantes no letales más avanzados, dependiendo del ambiente de mantenimiento del orden, incluirían una aplicación tópica o a través de la piel, un atomizador de aerosol, un dardo intramuscular, o una bala de goma repleta de un agente inhalable.

En la edición de marzo de 2010 de la revista Harper’s, Ando Arike presenta una amplia visión general de tecnología de control de disturbios en su artículo “La muerte suave: nuevas fronteras en el control por dolor”. Escribió:

El interés del Pentágono en “agentes avanzados de control de disturbios” ha sido desde hace tiempo un secreto difundido, pero cuán cerca estamos de ver a esos agentes en acción fue revelado en 2002, cuando el Proyecto Sunshine, un grupo de control de armas basado en Austin, Texas, publicó un tesoro de documentos del Pentágono desvelados a través de la Ley de Libertad de la Información. Entre estos había un estudio de cincuenta páginas titulado “Las ventajas y limitaciones del uso de calmantes como técnica no letal” realizado por el Laboratorio de Investigación Aplicada de Penn State, base del Instituto para Tecnología de Defensa No letales patrocinado por JNLWD.

Los investigadores del Colegio de Medicina de Penn State acordaron, contrariamente a los principios aceptados de ética médica, que “el desarrollo y uso de técnicas calmantes no letales es factible y deseable”, e identifica una gran cantidad de promisorios candidatos de drogas, incluidos benzodiacepinas como Valium, neurotransmisores cerebrales de serotonina como Prozac, y derivados del opio como morfina, fentanilo, y carfentanil, este último utilizado por veterinarios para sedar animales grandes. Los únicos problemas que preveían tenían que ver con el desarrollo de vehículos efectivos de aplicación y la regulación de dosis, pero esos problemas podrían ser solucionados fácilmente, recomendaban, mediante cooperaciones estratégicas con la industria farmacéutica.

Se supo poco más sobre el programa de “agentes avanzados de control de disturbios” del Pentágono hasta julio de 2008, cuando el Ejército anunció que se había programado la producción para su “proyectil de represión personal no letal” XM1063, una granada de artillería que estalla en el aire sobre su objetivo, dispersando 152 cartuchos sobre un área de 9.290 metros cuadrados, que esparcen un agente químico al caer en paracaídas. Hay muchas indicaciones de que un calmante, como fentanilo, es la carga propuesta – literalmente un opiato de las masas.

5. Microondas estridentes que perforan el cráneo

Fuente: Wired

Hay investigadores que están desarrollando el Disuasivo de Turbas Utilizando Audio Silencioso, o MEDUSA, por sus siglas en inglés (así es, de la mitología griega), que utiliza un haz de microondas para inducir sensaciones auditivas desagradables en el cráneo. El artefacto utiliza el efecto audio de las microondas, en el cual microondas cortas pulsan rápidamente tejidos, causando una onda de choque dentro del cráneo que puede ser detectada por los oídos. El efecto audio de MEDUSA es suficientemente fuerte para causar incomodidad o incluso incapacitación. También puede causar un ligero daño cerebral por la onda de choque de alta intensidad creada por el pulso de la microonda.

El propósito de MEDUSA es disuadir a multitudes del ingreso de un perímetro protegido, como una instalación nuclear, e incapacitar temporariamente a individuos revoltosos. Hasta ahora el arma todavía está en desarrollo y es financiada por la Armada.

6. Sirena ensordecedora

Fuente: Associated Press

El Artefacto Acústico a Larga Distancia, o LRAD, construido por American Technology Corporation, enfoca y transmite sonido a distancias de hasta cientos de metros. LRAD ha existido desde hace años, pero los estadounidenses lo conocieron por primera vez cuando la policía lo utilizó en Pittsburgh para alejar a manifestantes durante la cumbre del G-20 en 2009. Es generalmente utilizado de dos maneras: como megáfono para ordenar a los manifestantes que se dispersen; o, si no obedecen, como “sirena ensordecedor” para alejarlos. Aunque LRAD puede no ser letal, puede dañar permanentemente el oído, según cómo sea utilizado.

Semejantes bláster sónicos han sido letales. Uno es el Generador de Truenos, un cañón de ondas de choque desarrollado en Israel y utilizado por agricultores para ahuyentar a pájaros que amenazan las cosechas. Según un informe de Defense News del año pasado, el Ministerio de Defensa de Israel ha licenciado a una firma llamada ArmyTec para que comercialice el Generador de Truenos para usos militares y de seguridad.

Funciona utilizando gas de un cilindro de petróleo líquido doméstico, que es mezclado con aire y luego detonado, produciendo una serie de explosiones de alta intensidad. Una tecnología patentada de “detonación pulsada” asegura explosiones de altos decibeles. Con un alcance efectivo de hasta 50 metros, los fabricantes dicen que es extremadamente ruidoso pero que no causará un daño permanente. Advierten, sin embargo, que dentro de 10 metros el Generador de Truenos podría causar un daño permanente o incluso la muerte.

El impacto

La aplicación de dolor para controlar o forzar a la gente a la sumisión ayuda a lograr los objetivos deseados de dominio de la percepción, mientras oculta al público la brutalidad de semejantes artefactos.

Puede que esas tácticas menos que letales de control de multitudes produzcan menos heridas. Pero también debilitan gravemente nuestra capacidad de lograr un cambio político. Las autoridades tienen maneras cada vez más creativas de controlar el disenso, en días en los que la necesidad de cambio por demanda popular es vital para el futuro de nuestra sociedad y el planeta.

Rania Khalek es una activista progresista. Lea su blog Missing Pieces. Para contactos escriba a: raniakhalek@gmail.com.

AlterNet. Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

 

EXTRET DE:

http://www.lahaine.org/index.php?p=55422

1 Comentari

  1. sin comentarios…


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s