Hoy como ayer, con los puños apretados y los ojos ensangrentados

Hoy 19 de Julio, se han concentrado un centenar de personas frente al edificio de Telefónica de plaça Catalunya, para recordar esta fecha revolucionaria y denunciar los recortes sociales, laborales y los ERES de Telefónica.
Un grupo de manifestantes entraron en el edificio de Telefónica y descolgaron varias banderas revolucionarias y una pancarta que decía:
ATUR, EXPLOTACIÓ, MISÈRIA, ABÚS…
ESTAT I CAPITALISME
19 JULIOL
1936 – REVOLUCIÓ SOCIAL
2011 – ESTÁ A LES NOSTRES MANS
Este es el texto de la octavilla que se repartió. Era un caluroso verano de 1936, el desempleo azotaba a las trabajadoras, la vivienda era prácticamente inaccesible para cualquier familia humilde y los desahucios y desalojos estaban a la orden del día.

Las condiciones en las que se desarrollaba el trabajo asalariado (ese gran chantaje para someter voluntades y engordar la economía y a sus gestores) eran sofocantes en extremo, con jornadas laborales interminables y sueldos misérrimos. La carestía de la vida era grande, y la policía, entonces denominada guardia de asalto, y la guardia civil atajaban por la vía rápida y democrática (es decir, a hostias) cualquier tipo de protesta. Grandes empresas, como la Telefónica (en ese momento propiedad de la ITT) o la FIAT despedían a miles de trabajadores pese a obtener grandes beneficios. En esa época se vivía bajo la República, en la que se habían sucedido gobiernos tanto de derechas como de izquierdas y anteriormente había habido una monarquía en la que la tónica general era más o menos la misma.

¿Nos suena de algo esta situación? Porque en 2011 el desempleo azota a los trabajadores, la vivienda es prácticamente inaccesible para cualquier familia humilde (e incluso de clase media), los desahucios y desalojos están a la orden del día, las condiciones en las que se desarrolla el trabajo asalariado (arma y fundamento, junto con la propiedad y la mercancía, del sistema económico capitalista) cada vez son más sofocantes, la carestía de la vida aumenta y grandes empresas, como Telefónica o SEAT despiden a miles de trabajadores pese a obtener grandes beneficios. Los grandes bancos ganan más dinero que nunca.
¿Qué diferencia entonces ese lejano verano del 36 con este del 2011? Básicamente dos cosas. La primera es que ahora vivimos en una sociedad de consumo muy desarrollada que se ha convertido en la bola atada a la cadena del trabajo asalariado que debemos arrastrar (todo bien justificadito por la democracia y los medios de comunicación); cadena que aprieta, que ahoga, pero que también apacigua (grande es el miedo a ganar, pero aun más el miedo a perder). La segunda es que, quizás debido a la primera, no hay una oposición firme, decidida y directa por parte de las humilladas, de los oprimidos, de las gobernadas, de los explotados a lo que les humilla, oprime, gobierna, explota. Hoy todo es permitido, todo es simbólico, todo es pacífico porque no se lucha por destruir las condiciones que permiten esa opresión sino que, y casi ni se lucha, se trata de mejorarlas
En 1936, las obreras, los obreros, hastiados de su condición, quisieron mejorar su vida destruyendo el sistema bajo el cual vivían y que no es otro que el mismo bajo el que nosotras vivimos hoy (sólo que en la actualidad es más sofisticado).


Debido a sus luchas en 1936 el capitalismo dio un golpe de estado e impuso una dictadura porque la democracia era inservible. Hoy la democracia se basta por sí sola.
Las condiciones son casi las mismas, sólo que la alienación es más grande. ¿Vamos a dejar que hagan con nosotras lo que quieran? ¿o seguiremos el camino de nuestros abuelos? Ese fue un camino de enfrentamiento, de conflicto, de lucha, de acción directa contra el capitalismo, contra el Estado, contra los patrones, la democracia, los políticos, la banca y también contra la estupidez. Porque una no es libre si no lucha, se enfrenta y se arriesga, recuperemos el espíritu de esa revuelta libertaria y salgamos a las calles no a pedir, demandar, dialogar, sino a tomar, enfrentarnos a nuestros opresores, destruir, porque sólo así podremos construir una vida que merezca la pena. De la indignación a la ira, sólo podemos perder el miedo, la vida ya nos la han robado, recuperémosla (pero la de verdad).

 

EXTRET DE:

http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/427271/index.php

 

19 de julio: Revivir el espíritu del pueblo

 

Este 19 de julio se cumple el 75 aniversario de la Revolución Española de 1936. Setenta y cinco años desde aquel verano en que los trabajadores se echaron a las calles, no sólo para defenderse del golpe de estado propiciado por el fascismo, sino para luchar por su futuro, en el que vislumbraban una sociedad distinta basada en la igualdad, la solidaridad y el apoyo mutuo. A pesar del tiempo transcurrido, entre aquella época y la actual se pueden destacar dos grandes similitudes y una diferencia fundamental.

Hoy, al igual que entonces, el gobierno sigue siendo una marioneta de los intereses de los poderosos. En aquel julio del 36, el gobierno republicano se negó a entregar las armas a los trabajadores para defenderse aun conociendo la gravedad del golpe de estado, demostrando que temía más al pueblo armado que a los fascistas. Hoy, estos socialistas, como ridículos aprendices de Maquiavelo, ceden al chantaje del poder financiero y legislan para explotar y empobrecer aún más a los trabajadores. Entonces, al igual que ahora, los gobiernos siguen sin escuchar al pueblo al que tan indignamente representan.

En el verano del 36 también el paro era acuciante, cerraban multitud de empresas, los sueldos eran de miseria y mucha gente pasaba hambre, algo que estamos volviendo a ver de nuevo. El capitalismo de aquel entonces, unido a sus apéndices naturales, ejército –para controlar los cuerpos- e iglesia –para controlar las mentes-, entrevió en la organización de los trabajadores un claro peligro para sus intereses, razón por la que no dudó en utilizarlos para masacrar a sangre y fuego al pueblo español. Hoy día, los capitalistas no se llaman ya fascistas sino “mercados”, y a pesar de que la clase obrera desilusionada e inerme no supone una amenaza a sus intereses, presionan para reducir salarios y derechos laborales o eliminar los servicios públicos más básicos con tal de asegurar sus ganancias en el futuro. Sus ejércitos son accionistas y sus púlpitos los medios de desinformación. Especulando en las bolsas condenan a la muerte o a la pobreza a millones de personas en todo el mundo o arruinan países enteros. Ahora, al igual que entonces, indiferentes al sufrimiento y la necesidad, siguen extendiendo la explotación y la precariedad para mantener sus privilegios.

En cambio, la diferencia primordial entre las dos fechas es la conciencia de la clase trabajadora. A pesar de muchos años de represión y penalidades, los trabajadores en 1936 estaban organizados. Los sindicatos estaban llenos de trabajadores y llenos también de ilusiones. Trabajadores y trabajadoras que no acudían a los sindicatos sólo a conseguir mejoras económicas, sino que querían otra forma de vida, otra economía, otra forma de relacionarse. Salir de la miseria, pero no sólo de la material, sino también de la espiritual. Y de hecho, lo consiguieron. En medio de la guerra contra un ejército profesional, los trabajadores, además de hacerles frente, consiguieron hacer realidad sus aspiraciones a través de las colectivizaciones de los medios de producción que se llevaron a cabo tras aquel 19 de julio y que siguen siendo un ejemplo único en la historia mundial.

Hoy, la CNT no sólo se opone al capital y al estado, sino también a la pasividad de los trabajadores. La clase obrera del siglo XXI se debate entre el miedo y la desorientación, incapaz de encontrar el sentido del asociacionismo, sin conseguir ver más allá del día en que vive. El individualismo, como herramienta del poder, sigue imponiendo su ley. Muchos trabajadores admiran a sus patronos explotadores, justifican sus atropellos y sueñan con imitarles para escapar de la miseria.

Romper esa situación es hoy la tarea más importante que tenemos por delante los militantes de la CNT. Hacer de nuestros sindicatos un lugar en que los trabajadores aprendan la solidaridad y el apoyo mutuo, como primer paso para crear una alternativa a esta sociedad injusta y sin sentido. Un lugar que permita conectar el espíritu de los que lucharon aquel 19 de julio con los que hoy tienen sus mismos problemas y sus mismos enemigos. Para mostrarles el anarcosindicalismo como manera de mejorar sus vidas pero también como ética personal y colectiva. Para buscar ese mundo nuevo que seguimos llevando en nuestros corazones.

Porque a pesar de todos los medios de control, la sociedad comienza de nuevo a llenar las calles y las plazas. Hoy igual que ayer, hemos de continuar nuestra tarea sin ceder un ápice en las ideas ni en la práctica, seguros de que la perseverancia y el trabajo con lealtad y honradez han de despertar la conciencia de la clase trabajadora y contribuir a revivir ese espíritu del pueblo.

 

Secretariado Permanente del Comité Confederal – CNT

 

 

INFO EXTRETA DE:

http://www.lahaine.org/index.php?p=55121

El doloroso caso 4F

Me gustaría compartir con vosotros el caso 4F en el que un amigo cercano se dejó el pellejo y que sólo una reciente y dolorosa noticia me ha permitido entender la terrible injusticia a la que se enfrentaron: el encarcelamiento de unos compañeros de Barcelona a partir de falsas acusaciones.

Hace unos días Patricia, una de las apresadas irregularmente, tomó la dolorosa decisión de suicidarse y desgraciadamente murió en el intento. Era sensible y rebelde como dejó patente en su blog http://www.poetadifunta.blogspot.com en el que compartía, entre otras, ideas sobre sus inquietantes apuestas por el postporno y el transgénero.

Lamentablemente otros compañeros siguen encarcelados sin haber cometido ningún delito por lo que la lucha colectiva continúa. He contactado con una compañera catalana, que conoce bien lo sucedido, para que cuente los hechos y así poder difundir a partir de una fuente fiable el indignante Caso 4F:

“Patricia Heras se suicidó la noche del 26 de abril, estaba cumpliendo pena de cárcel a raíz de los desgraciados incidentes del 4 de febrero de 2006 en la calle Sant Pere més Baix de Barcelona. Aquella madrugada del 4F en el desalojo de una fiesta en una casa ocupada se produjo una trifulca entre agentes de la Guardia Urbana, que se presenciaron en el lugar ante las quejas de los vecinos por el ruido, y un grupo numeroso de jóvenes. Dichos disturbios acabaron con uno de los policías gravemente herido y siete personas detenidas: tres de ellas -Rodrigo, Alex y Juan- en la calle, ni siquiera habían entrado a la fiesta, siendo acusadas de intento de homicidio a pesar de la falta de pruebas y del baile de testimonios policiales contradictorios sobre cómo se produjeron los hechos. Patricia y su amigo Alfredo fueron detenidos a la mañana siguiente en el Hospital del Mar, donde estaban siendo atendidos tras una caída en bicicleta, y acusados también de los incidentes de Sant Pere més Baix. Sólo bastó el testimonio de un policía, quien afirmó que había reconocido a Patricia por el peinado y que había participado en la trifulca lanzando una valla a otro policía. Ella ni siquiera había pisado el lugar de los hechos aquella noche.

El juicio celebrado en Enero de 2008, bajo una fuerte presión mediática e institucional -el policía había quedado tetrapléjico y el concejal de seguridad del Ayuntamiento aquel 4 de febrero era Jordi Hereu, el exalcalde de Barcelona -, acabó con la condena de cárcel de las personas encausadas a pesar de la falta de pruebas y de que los encausados siempre se declararan inocentes. Patricia fue condenada a 3 años de prisión por atentado contra la autoridad. Rodrigo, Alex y Juan ya estaban en la cárcel, al tratarse de inmigrantes cumplían dos años de prisión preventiva.

El proceso desde su inicio estuvo lleno de irregularidades que fueron denunciadas por familiares, amigos, asociaciones y entidades, así como por Amnistía Internacional, quien denunció el caso y las torturas infringidas a los detenidos. Desde la declaración contradictoria del entonces alcalde, Joan Clos, quien afirmó a la mañana siguiente de los hechos que el objeto contundente había sido una maceta lanzada desde la azotea del edificio y que después cambió por una piedra lanzada por Rodrigo; hasta la eliminación de pruebas por los camiones de la empresa municipal de limpieza que pasaron aquella madrugada limpiando el lugar de los hechos antes de que se realizara el atestado judicial. La nueva versión de los hechos permitía al Ayuntamiento culpar a las personas detenidas al azar y poder así anunciar que se habían arrestado a todos los responsables del altercado y sacarse la responsabilidad sobre el desarrollo del incidente: la casa ocupada desde donde se lanzó la maceta era de su propiedad y ya había sido denunciada por los vecinos por las fiestas ilegales que se celebraban, y sobre el hecho de enviar sólo a cuatro policías sin protección a un lugar donde había más de 1.500 personas.

En octubre de 2010 Patricia ingresó en la prisión de Wad Ras de Barcelona y el 18 de diciembre de 2010 pasó a la sección abierta, con la obligación de volver a dormir cada día en la cárcel. La noche del pasado 26 de abril se suicidaba. A día de hoy, aun una persona se encuentra en prisión y otra en libertad condicional.”

+ info:

¡¡RODRI LIBRE YA!!: http://absoluciondetenidos4f.blogspot.com/

Presos 4F Barcelona: http://presos4f.blogspot.com/

 

EXTRET DE:

http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/427241/index.php

Campaña Apoyo a la liberacion de Gilbert Ghislain

Compañer@s;

Despues de que Gilbert fuera extraditado a Francia con la esperanza de encontrar la libertad en unos meses, tal y como le aseguraron sus abogados (basandonos en un papel en la cual se afirmaba que la peticion de busqueda internacional, por parte de la justicia Francesa, expiraba el 5 de Noviembre de 2010) Gilbert ahora se encuentra de nuevo encerrado y bajo la peticion del cumplimiento de 11 años de los 18 años a los que fue condenado hace ya 27 años, por diversos atracos en Francia.
Recordemos que Gilbert fue condenado a 18 años de prision en Francia .
Habiendo cumpido 7 años logro fugarse con un helicoptero, aterrizando en suelo Español y siendo detenido y condenado por diversas causas, todas cometidas durante la fuga.
Y en las carceles españolas y en plena epoca de la creacion de los Departamentos de torturas FIES, se encauso en otras diversas condenas (Podeis leer su historia en “Otros Textos” en este blog) y participo en diversas luchas colectivas y aportaciones a debate.

A dia de hoy, Gilbert lleva mas de 27 años encerrado y ahora quieren que cumpla 11 años mas.
Por ello es que vamos a inciar una campaña de apoyo enviando escritos al organo legal correspondiente, asi como actos de solidaridad que iremos convocando a traves del blog creado. El escrito se colgara a finales de Agosto para empezar el envio masivo.

Por el momento es importante difundir su comunicado.

Y por supuesto; todo el apoyo que podais ofrecer; contacto con abogados, asociaciones francesas, traductores para la difusion..etc bienvenida sea.

No hemos vuelto tod@s, no estamos tod@s. La lucha continua.
Contacto

Comunicado desde Clairvaux. Julio 2011:

http://gilbertalacalle.blogspot.com